«Folklore», el lado melancólico de Taylor Swift

Taylor Swift es una artista que se ha renovado en cada disco; comenzando con country, baladas, pop, empoderada y haciendo frente a sus enemigos (Kanye West), con colores brillantes y cantando al machismo y ahora nos sorprende con esta faceta indie, tranquila, melancólica, pianos y nudos en la garganta.

Una mañana desperté y abrí twitter y descubrí que Taylor tenía un nuevo disco para nosotrxs, nadie lo esperaba pero todxs lo necesitábamos, creo que llego (para muchos de nosotrxs) como un respiro de tanto desmadre con el covid, una bocanada de aire fresco después de tantas malas noticias y sucesos extraños que hemos atravesados.

Folklore es un disco que muestra una nueva faceta de la señorita Swift, una faceta más madura, un sonido más melancólico; y es que como no iba a sonar a tristeza si Aaron Dressner (guitarrista de The National) y Bon Iver están involucrados en tal material.  Cuesta un poco acostumbrarse a esta nueva faceta de Swift, después de todos esos colores y sonidos felices de “Lover”, llega “Folklore” plagado de melancolía, blanco y negro y personajes de días de verano.

“Cardigan”, que fue la canción que nos entrego como primicia, me recuerda un poco a “light years” de The National, las primeras notas del piano son una referencia clara de que efectivamente Aaron Dressner estaba ahí, “Exile” la canción que cuenta con la colaboración de Bon Iver, se lleva todo el disco (desde mi punto de vista), el contraste con la voz dulce de Swift y la voz de Bon Iver hacen un complemento perfecto, el piano y la letra de la canción son como medicina para el alma.

En mis noches de desvarió pienso que hubiera estado increíble una colaboración con Matt Berninger, no sé quizás le hubiera dado un toque más triste a este disco que desde mi punto de vista este disco ha sido un salto enorme para Taylor, me gusta esta faceta de chica triste que maneja ahora, además ya vieron su merch?
Esta mujer echo la casa por la ventana sacando ocho discos con diferentes portadas (algo parecido a lo que hizo con su pasado disco “Lover”), vinilos de diferentes colores, obviamente colores más cálidos, un cardigan, casettes, thermos, todo lo que se le ocurrió vender. Como sea toda su merch está increíble y voy a seguir diciéndolo, me recuerda un poco a The National.

En fin, Folklore es un disco que se debe escuchar mientras te recuestas en tu cama, tomas chocolatito caliente (con pan) y dejas que la melancolía popera de Swift haga lo suyo.

Comentarios

comments

Yet Autor