Descartes a Kant HKBO y Joliette ¿La ultima del 2018?

Entre las inmediaciones de la Roma y la colonia Doctores nos coge por sorpresa la madrugada del sábado, sobre avenida Cuauhtémoc una fría brisa atraviesa cada capa de ropa, los taxistas intentan obtener su aguinaldo, las aplicaciones de transporte privado marcan tarifas ridículas o no hay unidades disponibles. Los más de cinco kilómetros que calculamos para llegar a pie a nuestro destino nos dan tiempo suficiente de asimilar la presentación de tres importantes bandas de la escena del rock independiente nacional que esta noche despidieron el 2018, año al que no tenemos nada que agradecer, bueno en realidad sí.

 

Descartes a Kant dio su último concierto del año en la Ciudad de México, acompañados en el cartel por Hong Kong Blood Opera y Joliette. La potencia musical que las caracteriza se hizo escuchar más allá de la entrada y reunió en el Foro Indie Rocks! a músicos, fans y amigos para celebrar una especie de fiesta anual en la que distorsiones sonoras, slam y euforia distinguieron este anticipado Happy New Year.

Desde el escenario HKBO se estremecía y contagiaba al público. Los riffs de guitarra, la potencia de la batería, la dislocación del teclado, llevaron a Sebastián (vocalista) al piso del foro a intercambiar empujones, sudor y energía; algo mucho mejor de lo que se puede ver en las posadas familiares. Durante su actuación, hubo una pausa en los sonidos guturales para revelar que esta banda originaria de Hermosillo, Sonora, tendrá nuevo disco en el transcurso del 2019, ¡qué regalo!

 

Algunos de los asistentes se dejaban ver con la playera estampada de la siguiente banda: Joliette. Un demencial post-todo le ha dado forma al mosh pit en los distintos espacios que se ha presentado, incluida esta noche en la que los gritos del público se mezclaban con los de “cerveeeeeza, cerveeeeeeza”. Sus composiciones aglutinan una fuerza que se propaga en música agresiva y convulsa que desde su disco debut (Principia, 2013) hasta su más reciente producción El Alphabiotista (2018) ha llamado la atención a nivel internacional.

Tras una gira por España e Islandia, Descartes a Kant volvió con las máscaras de gas de Victims of love propaganda para “mandar al diablo todo lo que nos hizo daño”, declaración que sirvió de preámbulo a un concierto emotivo, contundente y divertido. Dafne y Sandrushka interactuaron constantemente con la concurrencia, los efectos varoniles en sus voces les dieron toques desfachatados al performance que se destaca por las coreografías, el vestuario y otros elementos escénicos. En medio de la oscuridad, el ánimo decembrino vio la luz con “Carol of the bells”, tema que culminó con nieve artificial encima de varios espectadores. Bajo el escenario, las descartes fueron parte del slam dando lecciones de cómo hay que meter el cuerpo y salir airosas.

Al final, la banda tapatía capturó en una imagen lo que terminó siendo un “gracias por todo”.

Texto: Ele Noir

Fotos: Heidi Sanchéz

Comentarios

comments

Jordy Vital Autor