Reseña: Descartes A Kant en el Teatro Esperanza Iris

El sábado 25 de noviembre, en punto de las 8 de la noche , Descartes A Kant nos sorprendió con un grandioso espectáculo en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris.

 

Pocas de las bandas actuales nacionales hacen lo que Descartes A Kant: Preparar un show completo dentro de un teatro. Lo que vivimos el pasado 25 de noviembre no lo podríamos clasificar como un concierto, ni como una obra de teatro, ni como un performance; sería limitar el espectáculo que nos ofrecieron, donde aparte de música presenciamos baile, cine, y una explosiva actuación de unos músicos que, si ellos quisieran, nada tendrían que ver con la actuación.

Podríamos estar frente a la única agrupación de Art-Rock en México que, con pocos elementos sobre el escenario, y un presupuesto limitado, en cada una de sus presentaciones se preocupan cada vez más por ir más allá de un simple show musical.

En este recinto, ya envueltos en la atmósfera típica del teatro de época, dio inicio el concierto, con una introducción cinemática, para después encenderse las luces y presentarnos a la banda. Colgando sobre ellos, con luces rosa neón, el título de su nuevo material discográfico, Victims of Love Propaganda. El espectáculo, tal y como una obra de teatro, se presentó en 3 actos y un interludio, en los cuales interpretaron todo su nuevo material.

Nos dieron un macabro y agridulce viaje a través de una relación amorosa, y el descenso tormentoso en el que termina. Acompañados de vestuarios que hacían juego con cada acto, desde el inicio, romántico y meloso, acompañado de vestidos rosas y en los chicos trajes muy formales, pasando al segundo, con vestuarios negros, blancos y dorados, acompañados además de estas máscaras anti-gas, que es cuando empieza etapa del “desencanto” y finalizando con un vestuario casi en lenceria, en donde, bien se da la liberación de esa relación por una parte mientras que la otra se queda inmersa en el sufrimiento por la ruptura. Esto solo a mi forma de ver, cada uno de los asistentes pudo tener su propia interpretacion, ya que la presentación en si lo podría permitir.

El recital estuvo acompañado de viñetas cinemáticas, explicando el estado de ánimo por el que se atravesaba dentro de cada una de estas etapas del enamoramiento. Así como de performance y coreográfias, que sin duda te hacían sentir la realidad de estas situaciones y la empatía por las sensaciones ya conocidas por muchos. Sin duda un magnífico evento para todos aquellos que tuvimos la fortuna y el deseo de presenciarlo, esperando que se pudiese repetir esta experiencia en un futuro.

Texto: Yuritzia Rodríguez

Fotos: Heidi Sánchez

Comments

comments

Editorial Autor