Quizás el amor de mi vida es mi mejor amigo…

Nadie sabe donde va a encontrar al amor de su vida.
Recuerdo haber preguntado a unas amigas, hace un par de meses si creían que encontraría al amor de mi vida, ellas contestaron que quizás sí, yo comencé a reír y no le di importancia.
No me importa no encontrar a un hombre que me “complemente”, porque creo que el amor no se basa en complementar, sino en sumar.
Aquél que llega a tu vida a sumar cosas bonitas, cosas que permanezcan, que actúe de acuerdo a lo que piense, que tenga coherencia, ese es el amor que suma.
Tengo en mi mente una frase de una película que podrían pensar que es muy boba, pero que me gusta mucho citar… “ es lo inesperado lo que te cambia la vida ”.
La vida está llena de sorpresas, y esas sorpresas son las que permiten que día a día pienses que algo increíble te sucederá. Hace poco sucedió algo inesperado, encontré a un alma bondadosa, llena de miedos y restricciones, como todo humano; un alma que lejos de llenar de nerviosismo y ansiedad con su presencia, llena de calma y paz cada que lo veo, un alma que me enseñó a no temer a querer, un alma que a pesar de la frivolidad que siempre cargo, saca lo mejor de mi y que me enseña día con día lo maravilloso que es el no temer a querer, que las cosas que suceden tienen un por qué (aunque yo aún no se cual es el porque de haberme encontrado con él).

Después de cuatro años pensando en el hubiera, después de cuatro años añorando un futuro que nunca pasó, encontré la paz y a pesar de que se que en algún momento eso se puede acabar, tengo la esperanza de que el tiempo que dure va a valer cada maldito segundo, minuto, hora, día, mes e incluso año, que esto permanezca.
Sí, me da miedo y estoy aterrada por lo que llegue a suceder, pero también estoy dispuesta a vivir la experiencia.
Vivir con miedo no es vivir, es estar atrapada en el pensamiento del hubiera, vivir con miedo es estar ahogada en las palabras que se quedaron sin decir. Vivamos la experiencia, vivamos el momento.

El encontrar al amor de tu vida no implica que  tengan que estar juntos para siempre, porque quizás están destinados a solo estar un par de meses, pero depende de nosotros disfrutar de esos meses o dejar que el miedo nos coma y desperdiciar el momento que estamos viviendo.
Encontremos el amor, quizás ya lo encontraste, quizás el amor de tu vida no es ese hombre del que llevas enamorada desde hace años, quizás el hombre de tu vida es ese hombre que en tan poco tiempo te dio y te ofreció lo que estabas buscando en relaciones vacías, quizás el hombre de tu vida no es ese hombre al que llevas admirando por años. El amor de tu vida trae paz , el amor de tu vida te hace sentir segura, querida, el amor de tu vida se puede manifestar en la persona que menos esperabas, el amor de tu vida quizás es tu mejor amigo, ese con quien compartes lo que no compartes con otros, ese que no te juzga y te aconseja, te quiere y te cuida, que siempre está  dispuesto  a escucharte a pesar de que las cosas estén mal, ese que te confiesa sus miedos  e inseguridades, ese que te hace sentir lo que no sentiste con nadie mas.

Somos humanos y estamos hechos de historias.

Comentarios

comments

Yet Autor