netflix

Los 10 mejores especiales de Stand-Up Comedy en Netflix

Por Teddye Zapata

 

La comedia ha sido una de mis grandes aficiones en la vida y también una de mis mayores aliadas. Y como toda afición que nos acompaña, evoluciona según vamos creciendo. Aún recuerdo esas épocas de secundaria cuando recién descubría los vídeos de El Bananero con su humor simple y vulgar, que entonces me parecía lo máximo, me aprendía sus frases y eran chistes recurrentes en las pláticas con amigos. Luego, mi atención se centró en las caricaturas, cosas como South Park, Padre de Familia, Los Simpson, Futurama, etc. y entonces cualquier situación de la vida diaria se convertía rápido en una referencia a alguno de sus capítulos ─ «Weeey, como la vez que Cartman dijo tal cosa», «Weeey, como la vez que Homero hizo tal cosa» ─, que de vez en cuando me pasa todavía, pero no con tanta frecuencia como en esa época. Sin embargo, el impacto más grande en mi vida en cuanto a comedia, lo ha tenido el descubrir el Stand-Up. La llegada de Comedy Central a México en 2012 significó una mayor exposición para este tipo de comedia y la gente que se dedicaba a ella. Y fue ahí, gracias a los Comedy Central Presents, donde me familiaricé con el concepto y también donde conocí a comediantes como Lewis Black, Dane Cook, Brian Posehn, Lavell Crawford, Joe DeRosa, Kirk Fox, Bo Burnham y mexicanos que recién iniciaban como Sofía Niño de Rivera, Ricardo O’Farrill, Alexis de Anda o Diego Zanassi; unos mejores que otros, pero sea como fuere, era un terreno nuevo e inexplorado para mi que de verdad me atraía ya que es un tipo de comedia que permite a cualquier persona subirse a un escenario y abordar desde su perspectiva el tema que sea. Desde exagerar las situaciones más cotidianas y convertirlas en algo chistoso y absurdo, hasta los temas de interés público, como la política, y desde la sátira hacer una crítica social. Ahora, la llegada de Netflix y sus especiales exclusivos para la plataforma significó un nuevo boom para el stand-up comedy, y es de eso de lo que vamos a hablar aquí. A manera personal, hice un top con mis especiales favoritos, y con los que creo que es una buena manera de entrarle si eres nuevo y quieres conocer de qué va el Stand-Up. Así que, sin más, empecemos:

 

 

10. Manu Nna – Simplemente Manu Nna

 

Parece que, al menos en este país, estamos acostumbrados a cierto tipo de «comedia» gay que siempre recurre a los mismos trucos de siempre y que ya no dan risa, sin embargo, Manu Nna se sale un poco de ese molde y nos enseña que el humor gay puede ser pesado, oscuro y sin tener que caer en los lugares comunes. Desde bromas sobre el sida y esclavas sexuales, hasta referencias interminables a novelas mexicanas y venezolanas, Manu Nna deja entrever la realidad de lo que es ser gay en un país machista como México.

 

9. Chris D’Elia – Incorrigible

 

Con Chris te pueden pasar dos cosas: O lo amas o lo odias, no hay punto medio. En algún punto de su especial dice «Silly things make people laugh» y su show va de eso básicamente, cosas tontas apoyadas con una sobreactuación tipo Jim Carrey e improvisaciones que incluso a él le dan risa de tan espontáneas que son.

 

8. Ali Wong – Baby Cobra

 

Baby Cobra es la prueba de que no solo los comediantes varones pueden ser sexualmente explícitos en el stand-up y salirse con la suya, Ali Wong lo hace perfectamente ─ aprende algo, Amy Schumer; no te lo robes, aprende ─ usando como ejemplo algunos de sus encuentros sexuales con parejas anteriores. En parte de su monólogo habla (irónicamente, claro) de estar en contra del feminismo, pero con este especial está aportando bastante al movimiento, demostrando que las mujeres pueden hacer comedia hablando del tema que quieran, por más tabú que este le resulte a la sociedad.

 

7. Hannibal Buress – Comedy Camisado

 

Comedy Camisado es para mi como una redención para Hannibal después de esa participación tan pobre en el Roast de Justin Bieber un año atrás. Es una muestra de lo que es realmente capaz de hacer como comediante, ya que no son las historias que cuenta, sino la manera en que reacciona a ellas lo que es verdaderamente gracioso.

 

6. Carlos Ballarta – El Amor es de Putos

 

En una escena llena de comediantes que recurren a los clichés y caen en lo convencional casi siempre, como las imitaciones de sus mamás, las quejas sobres sus novias cuando les baja o las historias de la peda ─ por dios, alguien ya quítele el micrófono a esa gente ─, Carlos Ballarta destaca por ser, no quiero decir inteligente, que lo es, pero sobresale simplemente por ser diferente. Su tono de voz, sus lentes, su aspecto desaliñado y la perspectiva tan única con la que toca temas que no son nada nuevos en el stand-up lo hacen uno de los comediantes mexicanos más interesantes actualmente.

 

5. Cristela Alonzo – Lower Classy

 

Estamos ante nada más y nada menos que la primer latina en crear, producir, escribir y protagonizar su propio show en Estados Unidos, Cristela, del cual hay bastante similitud en su stand-up, ya que toca casi los mismos temas, tales como el ser hija de inmigrantes mexicanos y crecer siendo pobre y con pocas posibilidades en Estados Unidos, la era de Trump y el muro y por supuesto, sobre que pasaría si Selena Quintanilla siguiera con vida. Una buena manera de reír y aprender de una historia de éxito de una mujer que le trabajó bastante para llegar hasta donde está. Mención Especial a @abrilrq quien fue la que me lo recomendó hace algunos meses.

 

4. Michael Che – Michael Che Matters

 

Puedo retomar la frase que dijo Dave Chappelle en los Grammys este año y con ella describir a Michael Che perfectamente. «The only thing more frightening than watching a black man be honest in America is being an honest black man in America» porque básicamente eso es Michael Che, un hombre negro que dice la verdad sobre Estados Unidos. Desde el racismo, la brutalidad policiaca contra la gente de color y lo absurda que llega a ser la sociedad blanca americana exigiendo a los negros que superen rápido ese tipo de sucesos, cuando ellos no son capaces de superar cosas como el 9/11, hasta lo estúpido que es que casos como el de Harambe hayan tenido la relevancia que tuvieron, ya que, según él es un acto hipócrita, porque: «if you’re going to pretend you care about dead animals you never interact with, you should also probably care about your fellow humans». También habla de la homofobia, el cristianismo y todos esos temas que tocan las fibras más sensibles de la gente. Por eso es que es uno de mis favoritos.

 

3. Anthony Jeselnik – Thoughts and Prayers

 

Iniciado en la comedia como escritor en el programa de Jimmy Fallon y de algunos Roasts de Comedy Central, Jeselnik siempre se ha destacado por tener el carisma de un psicópata, su personalidad arrogante y su incorrección política. Esto le ha pasado factura varias veces, una de ellas cuando se burló de la muerte de un surfista en Nueva Zelanda en su programa The Jeselnik Offensive, lo cual le costó varias amenazas de muerte a él, a su familia y a su cuerpo de trabajo. Si el humor inapropiado tuviera rostro, sería el de Jeselnik. Machismo, bebés muertos y terrorismo son alguna de las cosas con las que bromea. Si eres lo bastante listo para darte cuenta de que todo es parte de su juego y seguirle la corriente, la vas a pasar bien, de lo contrario, mejor no lo veas.

 

2. Dave Chappelle – Equanimity & The Bird Revelation/ The Age of Spin & Deep In the Heart of Texas

 

El genio detrás de The Chappelle Show, quien rechazó un contrato de 50 millones de dólares para renovar en Comedy Central y desapareció del show business por más de 10 años para convertirse en un enigma está de regreso y no con uno, sino con cuatro especiales para Netflix. A diferencia de muchos de sus recientes detractores que tachan de flojos e insultantes sus nuevos monólogos, yo creo que su material es realmente increíble y solo lo reafirma como uno de los mejores comediantes vivos hoy en día. El problema de la gente con Chappelle es que regresó, pero no como ellos querían. No regresó para ser un aliado de las causas por las que se pelean hoy, regresó a hacer lo que mejor hace: burlarse de ellas. Porque como dice él y con lo que concuerdo completamente: «it’s not a comedian’s job to be right, but to be reckless».

 

1. Hasan Minhaj – Homecoming King

 

Hasan Minaj, mejor conocido por su trabajo en The Daily Show con Jon Stewart y por ese increíble discurso en la cena de corresponsales en la casa blanca que se convirtió prácticamente en un roast para el gobierno entrante liderado por Donald Trump, también es un grandioso comediante de stand-up y como prueba de ello está su especial Homecoming King en Netflix. Este es el ejemplo perfecto de cómo se debería hacer un show de stand up, porque no son solo historias adaptadas y contadas de manera que den risa, sino también recuerdos y experiencias personales traídas a la vida para dejar un claro mensaje tanto sobre las diferencias culturales y las dificultades de crecer como hijo de inmigrantes en Estados Unidos, como también del racismo y de como hasta la gente que te invita a su mesa a comer de su comida puede discriminarte de la manera mas cruel posible.

Comentarios

comments

Editorial Autor