La nostalgia de crecer

Últimamente he visto e redes sociales memes referentes a la nostalgia, nostalgia por caricaturas que veíamos de pequeños, videos, e incluso la ya famosa frase “extraño que me cargue mi papá como cuando era pequeño, no que ahora la que me carga es la chingada” . La idea es que esa nostalgia se está contagiando, somos varios los que extrañamos aspectos de nuestra vida que ahora ya no tenemos, por ejemplo alguna vez se pusieron a pensar que esa vez que vieron su caricatura favorita de niños, iba a ser la última vez que la verían, o que esa clase que tomaron en la escuela iba a ser la última que tomarían en su vida académica.

Algo que me hizo pensar en escribir esto fue cuando en mi lista de reproducción salió “El secreto de las luciérnagas” de Austin Tv; pensé -wey quién iba a pensar que ese concierto en el plaza condesa iba a ser el último, quién iba a pensar que esa iba a ser la última vez que escucharía gritar a Fando decir “Nunca se rindan”-. A raíz de eso empecé a recordar más cosas, la última vez que vi a mi mejor amigo de la universidad, o la vez última vez que hice una de las cosas que más amaba hacer… tocar la batería.

Ahora cierren los ojos y recuerden cuándo fue la última vez que fueron a un concierto con todos sus amigos o la última vez que se sentaron con sus padres a jugar juegos de mesa, piensen en todas esas bandas o artistas que escuchaban cuando estaban en la secundaria y que dejaron de escuchar porque crecieron y encontraron música nueva, piensen en cómo se vestían (emo, dark, punk, fresa) y que dejaron de hacerlo porque encontraron su identidad al crecer, o piensen en esas actividades que hacían en su tiempo libre y que también dejaron de hacer porque ya no les da tiempo porque tienen responsabilidades de adulto, porque crecieron. Están pasando los años, estamos aprendiendo cosas nuevas, pero estamos dejando otras, tenemos crisis existenciales (por lo menos yo tengo como dos en el día), pensamos en el futuro, ¿qué voy a hacer con mi vida? ¿por qué no soy niño otra vez?, ¿en qué momento me convertí en un adulto?. Preguntas que todos alguna vez nos hemos hecho, o se harán (si no les pasa, que suerte).

Y ahora una reflexión patrocinada por Placebo

“There are twenty years to go

A golden age I know

But all will pass will end too fast you know”

Comentarios

comments

Yet Autor