K-Pop: Los mejores 20 sencillos del 2017

Vaya año tan agridulce que tuvo en 2017 la industria del Pop en Corea del Sur; por un lado, y gracias al extraordinario poder de las redes sociales, BTS es ahora la boy-band más grande del mundo, y probablemente ARMY es el fandom de mayor crecimiento global en la actualidad. Dicho ascenso en popularidad atrajo legiones de nuevos fans al K-Pop, sobre todo desde países angloparlantes, y aunado a sus presentaciones tanto en Ellen como en distintos award shows, los Bangtan lograron consolidarse como la punta de lanza de una nueva avanzada dentro de la música coreana. En la otra cara de la moneda, 2017 fue un año accidentado y trágico para muchos de los artistas más establecidos en la escena. Tres de los girl-groups más importantes en la historia — Sistar, Wonder Girls y Miss A — anunciaron sus separaciones definitivas, y muchos otros sufrieron la salida de algunos de sus miembros. Para terminar en una nota verdaderamente triste, este 18 de diciembre el mundo lamentaría el fallecimiento de Jonghyun, líder de-facto de SHINee, a causa de un aparente suicidio, lo cual también traería de vuelta el debate acerca de la salud mental y el tratamiento de la depresión en el panorama de la cultura pop en Corea.

 

No obstante, el K-Pop tuvo muchos logros importantísimos en el año. Los ya mencionados BTS se convirtieron en el primer grupo coreano en alcanzar tanto el Top 40 de sencillos como el de álbumes en Billboard, y al mismo tiempo alcanzar el número 1 de iTunes en ambas categorías. Reality Shows enfocados en la música, como Produce 101, alcanzaron audiencias internacionales históricas, y la carrera por la expansión global llegó a nuevas latitudes gracias a KCON, que tuvo su primera edición en México, en la que pudimos presenciar la magia de algunos de sus grandes exponentes en directo.

 

Fueron muchos los grandes temas que ofreció el K-Pop en 2017. Aquí están nuestros 20 favoritos.

 

20. Wanna One – Energetic

 

Para los ganadores del show de supervivencia grupal Produce 101, existe una vida útil contractual corta, por lo que Wanna One no perdió tiempo en lanzar el sencillo debut elegido por los fans, “Energetic”. Con ganas de agradar a millones y al mismo tiempo mostrar el talento de 11 miembros, “Energetic” adopta una ruta familiar: Una introducción lenta de piano que se convierte en un elegante himno para el club con un ritmo contundente que no pierde un solo beat. Los raperos Daniel y Woojin impulsan la segunda mitad del track con una fuerza impresionante, dejando que los agudos de Jaehwan lo lleven victoriosamente a la línea de llegada. – [Taylor Glasby, Dazed Magazine]

 

 

19. Heize – Don’t Know You

 

2017 fue sin duda un gran año para los solistas, y Heize fue una de sus estrellas más brillantes. Una cantante-rapera que inicialmente estalló en el reality de hip-hop Unpretty Rapstar, Heize encontró su ritmo en un maridaje perfecto con el dúo de producción GroovyRoom, quienes crearon elegantes cortes de R&B que elevaron y mejoraron la aterciopelada voz de la estrella. Entre sus muchos éxitos de este año, desde la reflexiva electro-balada “In the Time Spent With You” hasta la balada con matices de jazz “You, Clouds, Rain”, su single destacado debe ser “Don’t Know You”. El corte combina brillantemente una mezcla de ritmos animados y voces apasionadas, atravesadas por una innegable sensación de melancolía, en el que la estrella admite dar por sentado a un amante. La canción atrae al oyente en un montón de direcciones diferentes, dejándonos sin estar seguros de cómo sentirnos exactamente al final. “Don’t Know You” requiere una repetición inmediata para que podamos ordenar nuestras emociones. – [Jeff Benjamin, Billboard]

 

 

18. Nu’est W – Where You At? 

 

Con su renacimiento en popularidad después de la aparición de algunos de sus miembros en Produce 101 Season Two, esta subunidad de Nu’est (sin Minhyun que debutó en Wanna One) lanzó este tema llamativo que se mantuvo fiel a su estilo musical único. Las ráfagas de instrumentales electrónicos se mezclan con un acompañamiento de piano tranquila que agrega muchos contrastes a la canción. También resalta las fortalezas de cada miembro, con las notas altas explosivas de Baekho complementando las voces más suaves y dulces de Ren y Aron. El rap de JR es tan estable como siempre, y definitivamente brilla más en su propio grupo. Es maravilloso ver a este talentoso grupo obtener más reconocimiento por sus talentos, y no puedo esperar para volver a verlos completos pronto. – [Anna Cheang, Kultscene]

 

 

17. TEN – Dream in a Dream

 

STATION, el proyecto de la compañía SM Entertainment, fue un tanto inconsistente este año, pero entregó algunas piezas de música realmente grandiosas en medio de una mayoría bastante sin brillo. Pero “Dream In a Dream” fue una de sus gloriosas notas altas. El estilo atmosférico, east-meets-west de la canción funciona como refuerzo del video musical, que destaca las inmensas habilidades de baile de Ten. Proporcionando una banda sonora para este video de danza contemporánea altamente estilizada, es un número lleno de drama y pasión. Pero incluso como canción independiente, “Dream In a Dream” ofrece algo realmente especial a través de sus instrumentos sinfónicos transmitiendo la declaración de amor de Ten. Los sintetizadores exuberantes y los ritmos pulsantes guían el tema, mientras las cuerdas tradicionales asiáticas se mueven en una melodía de estructura atípica. Hasta ahora, Ten ha participado tanto en este sencillo como en “The 7th Sense” de NCT U, dos singles de coreografía fascinantemente bellos, y si esta es la dirección en la que SM continúa empujándolo, podría ser lo que podría darle nueva vida a esta era de actos masculinos de K-pop demasiado similares. – [Tamar Herman, Kultscene

 

 

16. Sonamoo – I (Knew It) 

 

Dentro de sus primeros 30 segundos, “I (Knew It)” te colma con la nitidez de la guitarra española, el arco vocal de Minjae, su entrega conmovedora y el resonante ‘I, I, I’ que marca una señal de referencia. Pero Sonamoo tiene mucho más para ofrecer a medida que el coro hábilmente ensamblado cobra vida, donde la guitarra, la trompeta y el bajo dan intensos estallidos, pero permiten que High.D lo eleve un poco más con sus agudos. Sonamoo tardó casi tres años en encontrar este tipo de magia, pero el resultado es fascinante. – [Taylor Glasby]

 

 

15. Super Junior – Black Suit

 

Les faltan integrantes debido a la controversia (los fanáticos boicotearon a Sungmin debido a su matrimonio) y al servicio militar (todos deben hacer dos años de servicio antes de los 35), pero el legendario SuJu se alzó con siete miembros para su octavo álbum en 12 años. “Black Suit” logra un notable equilibrio entre su talento para el espectáculo, que bulle con silbidos y arreglos de metales, y mantiene una dirección constante utilizando líneas de bajo reminiscentes de los actos posteriores a New Edition. Su vídeo es tan ostentoso y eficaz como absurdo y entretenido, pero encapsula perfectamente este renacimiento tan esperado de la carismática realeza pop que es Super Junior. – [Taylor Glasby] 

 

 

14. Subin – Circle’s Dream 

 

Subin está atrapada en un ciclo contradictorio que se repite sin cesar en su single de su autoría, “Circle’s Dream”. Le dicen que es redonda y eso es bueno, pero luego no lo es. Ella quiere ser angular, ser punzante con su amante, hacer que se sienta como él la hizo sentir. Sin embargo, ella también se está atrapando dentro de una estructura musical recurrente, en la que una guitarra acústica rasga un riff incisivo a lo largo de la canción. Es la única parte angular de la canción de Subin pero no tiene variación. Los sintetizadores llegan más tarde, pero su ritmo lento solo acentúa la repetitividad. Cada elemento se ejecuta perfectamente para contar su historia. Su voz lo completa. Sus pronunciaciones suaves y dulces pero particulares como denggeureureu son clave. Esta sola palabra combina tanto el lado redondo como el angular de ella. Tiene repeticiones, pero para decirlo correctamente todavía tiene que rodar la lengua. Subin ha envuelto toda su canción con las ideas confusas en su cabeza. Ningún ídolo solista ha producido algo así de preciso. – [Joe Palmer, Kultscene]

 

 

13. S. E. S – Paradise 

 

“Paradise” es uno de los dos sencillos lanzados por S.E.S. para celebrar su vigésimo aniversario como girl-group. Y vaya, si vas a lanzar un single que anuncie tu regreso, así es como debes hacerlo. “Paradise” es ligero y sin esfuerzo, con una sensación de diversión que impregna todo el tema. Definitivamente, S.E.S está tratando de jugar con un sentido de nostalgia, amalgamando el sonido de Paula Abdul con el New Jack Swing de finales de los 80 y principios de los 90. Es una canción de reencuentro, y esas tienden a ser un poco nostálgicas por diseño. Pero, en lugar de que eso obstaculice la canción, los estilos combinados con las voces suaves y la sensación fresca general del track la empujan aún más hacia la grandeza. – [Katie Gill, The Singles Jukebox]

 

 

12. NCT 127 – Cherry Bomb

 

NCT 127 es solo un grupo novato, pero te harán creer que son “el mayor hit en este escenario” con esta amenazante pieza de pop-rap. La hábil cacofonía de sonidos se posiciona ligeramente descentrada para dar a la canción un ambiente extraño. El efecto Doppler suena de un lado a otro en el fondo mientras que los sintetizadores girados y retorcidos se arremolinan en la distancia. SM Entertainment demuestra que la popularidad no resta valor al experimentalismo en el corazón de la compañía, lo cual está prácticamente integrado en el marco de NCT como una masa de subunidades en constante cambio. – [Caitlin Kelley, Billboard]

 

 

11. Dreamcatcher – Chase Me

 

El Terror funciona por su facultad de distorsionar las cosas que se supone que se sienten seguras: El mal es mucho más escalofriante cuando se presenta en forma de muñecas, niños y cajas de música. Esa es parte de la razón por la cual Dreamcatcher es un grupo de chicas tan atractivo. El K-Pop nunca antes había visto a un acto comprometerse tan completamente a un concepto escalofriante. Esta fusión de thrash metal y K-Pop agrega un toque oscuro a las estructuras de canciones pop, convirtiéndolo en el tipo de tema que querrás tocar a todo volumen por las noches. – [Caitlin Kelley]

 

 

10. Taemin – Move 

 

En esta mega-construcción, cada perilla está atornillada con tanta fuerza que no hay lugar para errores. Solía preguntarme por qué Taemin era el hijo favorito de SM, pero con “Move” la pregunta se vuelve obsoleta. Con cada track solitario que lanza, avanza más y más hacia algo más grande. “Danger” era dramático y pedía comparaciones a Michael Jackson, “Press Your Number / Drip Drop” tomaba esa fórmula y la maduraba, pero “Move” la llevó a otras alturas. La admisión de defectos de Taemin y la negativa a dejar de aprender me hace preguntarme qué está por venir (y cómo podría superar esto). – [Kalani Leblanc, The Singles Jukebox]

 

 

9. Monsta X – Dramarama

 

La inclinación de Monsta X por el alto concepto siempre ha producido resultados fascinantes, aunque a veces confusos, pero con “Dramarama”, la presunción del viaje en el tiempo del vídeo para ilustrar el dolor en tres relaciones crea una hermosa y emocionalmente bella visión. Es intrigante y atractivo no solo en el diseño y la cinematografía, sino también por su ambigüedad tanto en el contexto como en el subtexto, una flexibilidad que la canción también posee, por diferentes motivos. Mientras que “All In” fue electrónica, rígida y opaca, “Dramarama” alterna ligeramente entre un riff de guitarra sólidamente funky y la sonrisa de un gancho brillante, lo que permite destacar sus firmas individuales (como las acrobacias vocales de Kihyun o el ajustado rap de Jooheon) con facilidad palpable en uno de sus singles más coherentes y confiados hasta la fecha. – [Taylor Glasby]

 

 

8. BTS – Spring Day

 

Mientras que “DNA” y el remix de “MIC Drop” fueron sus (excelentes) revelaciones en las listas de éxitos, el histórico paseo por el Hot 100 de BTS en 2017 fue prefigurado cuando “Spring Day” rompió el ranking Bubbling Under Hot 100, algo más importante cuando se considera el tema del single. Detallando un invierno interno dentro de ellos por extrañar a alguien, BTS retorna a las temáticas de canciones pasadas como salud mental y depresión, pero al completar la canción, hay un cambio cuando se dan cuenta de la comodidad y calidez que inevitablemente llega al final de un período difícil . Esa mentalidad mostró un punto de inflexión artístico para la banda, que ahora han evolucionado más allá de una perspectiva unidimensional con su música y letras, mientras los muchachos preparan el terreno para su material más grande hasta la fecha. – [Jeff Benjamin]

 

 

7. Day6 – I Wait

 

Sí, sí, lo sé: Day6 tiene la desgracia de ocupar la incómoda intersección de “boy band” y “real band”, que en la mayoría de los diagramas de Venn sería un conjunto vacío. Pero “I Wait” une esas ideas bastante bien, trabajando tanto los elementos del rock como la producción característicamente brillante del K-pop en un sonido que no solo es emotivo sino también genial. En cada escucha hay cúmulos de sensaciones inesperadas, ya sea la forma en que la melodía vocal se eleva hacia la vulnerabilidad en cada “ah-whae” o la claustrofobia que se arrastra en los “whatchudoing” que salpican el pre-coro. Y eso sin mencionar los sintetizadores que se cortan cada cierto tiempo, el último pequeño gancho que necesita para convertirlo en un replay compulsivo. Day6 trabaja sus influencias como los operadores de Disneyland en Space Mountain: este es un paseo emocionante. – [Mo Kim, The Singles Jukebox]

 

 

6. EXID – Rather Night Than Day 

 

¡De esto es de lo que estoy hablando! Por demasiado tiempo en K-Pop influenciado por el R&B las canciones tienden a mantenerse en un nivel constante y dependen de simples interruptores de estilo para que la canción no se sienta monótona; EXID son culpables de esto en “Oh Yeah”. Pero aquí tenemos un groove perfecto de house-disco que aumenta la intensidad vocal con el tiempo, y esta vez el tipo de graznido nasal de LE no solo es apropiado, sino que se usa instrumentalmente de una manera en la que es una característica instrumental o una necesidad composicional en lugar de un miembro. Es difícil decir qué tan bien le va a hacer este cambio de estilo al grupo, pero este es su single más fuerte. – [Maxwell Cavaseno, The Singles Jukebox]

 

 

5. Twice – Likey 

 

Contrariamente a la creencia popular, la sinceridad nunca es una respuesta pura. No hay nada menos halagador en el rostro humano que tus propias lágrimas, que brotan por tu rostro, mezclándote con mocos y babeando sobre tus súplicas quejumbrosas para hacerte parecer más una babosa que cualquier persona con deseo (sin ánimo de ofensa para mi público invertebrado, como alguien con mucho menos columna vertebral). Hoy en día, en el duro horno de haces radiactivos de nuestras cámaras web, teléfonos y cualquier posible fuente de intenso estudio tipo láser, hemos aprendido a reparar las rígidas sonrisas de plastilina y ponernos nerviosos con la desesperada esperanza de aprobación y amabilidad de incluso el el más distante extraño. Intente pasar los días en que ni siquiera las llamadas automáticas le devuelven el golpe. No me imagino a nadie en Twice gastando su Víspera de Todos los Santos como yo, riéndose histéricamente de su propio reflejo después de embadurnarse de chillonas cantidades de maquillaje con la esperanza de obtener la más mínima aprobación (si me equivoco, proporcione información en un correo electrónico correspondiente). Pero también están agobiadas por la tarea de pasar de contrabando a sí mismas al día a día de sus destinatarios. Este grupo básicamente me hizo añicos con el sollozante balbuceo de la voz de Momo y su mutua insistencia de que la histeria “no soy yo en absoluto”. Ahora, de la misma manera, su voz hace eco de sus súplicas de atención, reconocimiento, el recordatorio barato de que sí, alguien arriba / afuera puede ser engañado para pensar que “le gusto yo”. El sonido de los metales VST empapados de flanger y las percusiones Freestyle/Atlanta Bass que se deslizan de los versos al puente 4×4 al vacilante breakbeat de 130-BPM en el pre-estribillo no son tan triunfantes como propulsivos, empujándose apresuradamente cada vez más. Con todo y los momentos que no deberían funcionar (el despliegue del Migos flow y el break extraño antes del estribillo final amenazan con ocupar demasiado el track), es un equilibrio perfecto de salto encantador y temblor hacia adelante, haciendo todo lo posible para no sonar nunca tan apresurado. Ese es el genio de Twice en su forma máxima, que algo tan violentamente feliz nunca traiciona la locura de la soledad y la desesperación en su alma. – [Maxwell Cavaseno]

 

 

4. HyunA – Babe 

 

HyunA nos había acostumbrado a esperar canciones divertidas, audaces, sexys e irreverentes en cada regreso. Entonces, ¿Quién esperaría algo como “Babe”? Aunque todavía tiene algunas de las marcas registradas de HyunA, como su rap y ritmos adecuados para una coreografía energética, “Babe” es diferente de todo lo que ha hecho hasta ahora, y ese cambio fue muy bien recibido. En esta tierna y deliciosa mermelada de synthpop inteligentemente llena de elementos trap, hip-hop y tropical house, HyunA canta sobre un amante que la hace sentir como de 25, 24, 21 años de edad cuando en realidad tiene 26. La juventud siempre ha sido un trasfondo implícito para la obra de HyunA, debido al hecho de que sus trabajos en solitario giraron en torno a los conceptos de fiesta, exploración de la sexualidad y otros asociados al anhelo de los adolescentes y adultos jóvenes de vivir la vida al máximo; pero con “Babe”, el sentimiento de juventud nos muestra un lado diferente de ella. Impulsado por una producción más ligera y una melodía más coqueta, “Babe” deja la impresión de que, esta vez, la personalidad atrevida y divertida de HyunA fluye naturalmente, sin necesidad de un concepto que la empuje a mostrarla. – [Ana Clara Ribeiro, Kultscene]

 

 

3. Red Velvet – Red Flavor 

 

Deslumbrante, inventiva y bellamente agresiva, desde los clics de percusión frenéticos hasta los samples vocales despiadadamente cortados. Ha pasado un tiempo desde la última vez que escuchamos un single tan dinámico de SM; es bueno saber que todavía pueden emocionarnos. Sería difícil encontrar una canción pop con una melodía más adictiva, estimulante y pegajosa que “Red Flavor”. Después de enviar a los oyentes a un viaje por el escandaloso himno funk “Rookie”, las damas de Red Velvet regresaron en julio para ofrecer una canción tan dulce que los fanáticos inevitablemente esperarán algo así de delicioso el próximo verano. – [Jeff Benjamin]

 

 

2. IU feat. G- Dragon – Palette 

 

Autoconsciente y autorreferencial pero no demasiado autocrítica, hay un escalofrío en “Palette” que este próximo a cumplir 25 años desea adoptar. Como se trata de IU, no puede no haber elementos twee: la relación significativa que se desvanece en este mundo tranquilo es su estilo de peinado preferido. Pero así como se corta el pelo para una modesta sacudida para dar la bienvenida a una nueva era, mira con orgullo su pasado de pelo largo, una fase que IU habría cerrado definitivamente con un cambio de imagen mucho más dramático. Mientras que el 23 fue un año de todavía ser “feliz, libre, confundido y solitario al mismo tiempo”, 25 parece ser un momento en el que uno finalmente puede abrazar a sus multitudes interiores no como un choque de contradicciones sino simplemente como parte de un todo. Y para enfrentar ese año de frente, ninguna letra puede ser un mejor regalo que “I got this: I’m truly fine”. – [Ryo Miyauchi, The Singles Jukebox]

 

 

1. LOONA / Odd Eye Circle – Girl Front

 

A medida que se acerca el final de su rollout de lanzamiento de dieciocho meses, el proyecto LOONA ha pasado de ser una serie de lanzamientos independientes a un mito único que se vuelve más complejo por segundo y deja que los fanáticos se reúnan mediante un análisis detallado de vídeos meticulosamente organizados (a menudo con cameos), gráficos promocionales, comunicados de prensa y URL crípticas que hacen referencia a las tiras de Mobius. Sin embargo, el mérito del grupo es que la música ha seguido siendo su base: ya se revelando la capacidad de Choerry para saltar entre dimensiones a través de un drop bien situado en “Love Cherry Motion” o haciendo un giro de 180 grados con los conceptos más dulces de los primeros miembros con el sofisticado “Eclipse” de KimLip, Blockberry Creative ha sido tan ambicioso con sus canciones como lo han sido con todas las demás dimensiones de su narrativa multimedia en desarrollo. Incluso si no supieras nada sobre LOONA u Odd Eye Circle (su segunda subunidad), “Girl Front” todavía te dejaría boquiabierto como una brisa de fin de verano. Su mezcla de sintetizadores y ritmos pegajosos a la Max Martin (con una generosa muestra de tendencias sonoras contemporáneas, especialmente la coda teñida de trap después de cada estribillo) destila el conducir por el 101 en Los Ángeles con las ventanas hacia abajo en un viaje por carretera del modo más perfecto que he escuchado en una canción. Sin embargo, hay algo en el contexto que lo rodea que toma el drama de un romance en ciernes y lo eleva a proporciones inter-dimensionales. A medida que las chicas cambian las líneas en el coro sobre un amor que “hace las cosas más calientes” y “las hace acercarse”, una mezcla masiva de sintetizadores y ritmos contundentes te golpea con la fuerza de un asteroide: Uno siente como si pudieran estar cantando sobre su propio impacto. Los versos se filtran en pedacitos de guitarra valiente y soleados acordes de piano que la producción deja sonando como un toque embrujado, como el reproductor de cassettes que abre y cierra el vídeo. Incluso el momento en que la canción se detiene, en un puente que se registra con la claridad de un amanecer, vuelve su melancólica mirada hacia nosotros en lo que puede ser mi momento musical favorito de 2017: las tres miembros de Odd Eye Circle, finalmente unidas después de cuatro meses de giros y adelantos, contemplan amorosamente una luna tricolor en el cielo, teñida con cada uno de los colores representativos (rojo, azul y morado). Los compositores Ollipop y Hayley Aitken dejaron astutamente que la melodía del sintetizador, que se ha estado moviendo en un segundo plano durante todo el paso de la canción, esté en primer plano por solo tres compases antes de matarla con un sonido de disco rayado bien colocado. En la pantalla, las chicas se dan la vuelta al unísono y rompen la cuarta pared, mirando directamente a nuestras almas: Si piensan que este es el final, piensen de nuevo. En lugar de una resolución fácil, nos dejan en su coro final con una promesa: “Diré que te amo primero”. Siempre me pregunto, al final, ¿Qué hay realmente allí? Cuestiono la ironía de enamorarme de una canción sobre el enamoramiento, de cómo el “amor” en la “canción de amor” puede funcionar como la gravedad, atrayéndote hacia convertirte en la persona por la que te has enamorado. Tal vez pasé la mayor parte de 2017 obsesionado con LOONA porque, en los términos más simples, cuenta una historia de posibilidades: Una chica puede convertirse en cualquier concepto que se proponga; puede encontrar su lugar en la música y la mitología. Puede unir los mundos que ocupa. Porque una chica empoderada lo hace posible ella misma. El reproductor de cassettes, una señal de nuestra nostalgia, se niega a darnos una respuesta, rebobinando en su lugar, y en un año que constantemente me desafió a pensar en mi lugar en el mundo, el mensaje es claro: te estás acercando. Sigue escuchando. – [Mo Kim]

 

Intro y Selección: Leonel Manzanares

Textos: Taylor Glasby, Jeff BenjaminAnna CheangTamar HermanJoe Palmer, Mo Kim, Ryo Miyauchi, Maxwell Cavaseno, Ana Clara Ribeiro, Caitlin Kelley, Kalani Leblanc, Katie Gill. 

Comments

comments

Editorial Autor