Homesick de Sadfields/ Cuando el caos permanece en orden

Homesick aparece flotando con la marea, como una botella de rescate que surge en la playa con una nota dando la noticia que un barco se hunde y aún quedan sobrevivientes a la deriva.

Así llegó el álbum a mis oídos, un día, cargando con la realidad que pesaba más que de costumbre, Spotify me envió la notificación, aunque esperé hasta la madrugada para darle el play definitivo (pues tiene que ser de esos discos que se tienen que escuchar sin interrumpir bajo el efecto de algún accidente químico) , estaba muy ansioso de escuchar este nuevo material, pues desde hace días, la banda solo nos emocionaba con el lanzamiento, pero no decía un día definitivo, y así, cuando mas lo necesitaba, apareció.

Melancolía eufórica y distorsiones bien planeadas para sonorizar el desastre sentimental de cualquier individuo que solo busca un pretexto para dejarse sorprender. Sonidos desconocidos, pero con un solo propósito durante todo el álbum, saber que la nostalgia nos puede salvar de caer por el borde.

Un álbum lleno de experimentación entre géneros, es pero no es Shoe, es pero no es post rock, una joya muy brillante rodeada de piedras sin brillo, donde se nota la constante búsqueda de nuevos sonidos y combinaciones para encontrar la mezcla perfecta, para controlar lo caótico de lo musical y tener esa conexión tan cercana entre los tantos enlaces y ramas sentimentales de quienes los escuchan.

Sadfields es una banda con mucha hambre de experimentar, un ruido sucio, pero a la vez melódico, canciones de cuna para los universos interiores y sus variantes bestias; una banda que esta logrando algo muy importante en tan poco tiempo: sorprendernos.

Homesick es grabado en Testa Studios en León, Guanajuato por Rod Esquivel y Victor Velázquez (quien ha trabajado con Steve Albini), y es la primera muestra del nuevo caos sonoro llamado Sadfields

Comentarios

comments

Jordy Vital Autor