Fantasmas (de romances y canciones olvidadas) / Fragmentos

Hay montones y montones de Fragmentos que en algún lugar del mundo se juntan y esperan el momento menos indicado para recordarte que siguen ahí, en forma de fantasmas. Un gran cumulo de escombros olvidados y enterrados que en algún momento de tu vida quisiste dejar enterrados y que hasta la fecha has evitado su escape a toda costa

Días y noches tratando de mantener encerrado esos sentimientos en cadena, los romances de la adolescencia o la tristeza que no busca alguna razón para apoderarse del cuerpo, pero que sin embargo, basta un solo disco para que todo ese monstruo de melancolía se escape y haga de las suyas en nuestra tranquila existencia.

Escuchas melodías instrumentales que a ratos desencadenan un estruendo con guitarras eléctricas y distorsiones que suben y bajan dentro de tu cabeza, la cual con cada tormenta sonora recuerda una tormenta sentimental pasada.

“No vuelvo a escuchar canciones tristes” te repites a ti mismo, pero no te atreves a dar stop, quieres seguir escuchando ese antidepresivo sonoro e instrumental, pero es que ¿Como puedo detener una canción que se llama Fando y Lis? La cual, para colmo usa como sampler la parte de “yo me acordare de ti, iré a verte al cementerio con una flor y un perro”. Una persona con corazón no podría resistirse a eso. Una persona con corazón le encanta ponerse triste por gusto propio, lo disfrutamos aunque en voz alta repitamos lo contrario. Disfrutamos recordar, despertar fantasmas y mirar el techo lleno de suspiros evaporados y ojos chillantes.

Y es así, como en cuestión de 8 canciones, todos los fantasmas que guardabas en lo profundo escaparon y ahora no sabes como regresar los a la caja de la cual no debieron salir en un buen tiempo.

Comentarios

comments

Jordy Vital Autor